revista de cultura científica FACULTAD DE CIENCIAS, UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
Busca ampliar la cultura científica de la población, difundir información y hacer de la ciencia
un instrumento para el análisis de la realidad, con diversos puntos de vista desde la ciencia.
  1 12  
  de la red  
De todos y para todos
 
 
Susana Biro
conoce más del autor
   
       
HTML ↓ PDF Regresar al índiceartículo siguiente
       
       
 
Hacia finales del siglo xix apa­reció la revista británica sobre ciencia, Nature. Estaba pen­sada como un aparador para mos­trar al público el conocimiento acerca de la naturaleza producido por los especialistas. Entre sus principales promotores estaban Thomas ­Hux­ley y Joseph Hooker que lle­vaban años trabajando para mar­car fronteras claras para la ciencia profesional. Doce años después de la primera publi­cación de Nature, como una reac­ción, apareció otra revista llama­da Knowledge. Su editor, Richard Proctor, era un reconocido astrónomo aficionado y divulgador de la ciencia. En contraste con Nature, Knowl­edge invitaba a todos a partici­par en la re­vista enviando la información que tuvieran sobre la naturaleza. El resultado fue una publicación en la que predominaban cartas de los lecto­res y artículos escritos por divulgadores sobre los temas de mayor inte­rés para el público. Estas dos revistas fueron uno de los muchos escenarios en los que se produjo la lucha para definir quiénes estaban autorizados para hablar sobre las ciencias.

Al inicio del siglo XXI, nuevamente se ha hecho una invitación a todos, en este caso pa­ra participar escribiendo alguna parte de la enciclopedia gratuita en línea, Wikipedia (www.wikipedia.org). Aunque no es la primera de su tipo, Wi­kipedia es la más exitosa hasta el momento. Iniciada en 2001, en la actualidad tiene ca­si un millón y medio de en­tra­das en inglés, además de versiones en muchos otros idio­mas como alemán, francés y español. Par­tiendo de un par de reglas de urbanidad —usar tono neutro y aportar información objetiva— y utilizando los programas wiki que facilitan la colaboración en línea —y que se explican muy bien en la mis­ma Wikipedia—, este sitio invita a la construcción de una en­ciclopedia de todos y para todos. Al ser tan abierto, el proyecto tiene algunos proble­mas. Como cualquie­ra puede agregar una entrada nueva o editar alguna que ya existe, en ocasiones hay vanda­lismo o plagio. Es por esto que se ha vuelto importante el grupo de voluntarios dedicados a su­pervisar los avances.

Puesto que Wikipedia se es­cribe en pedazos, poco a po­co y entre muchos, ha originado muchas discusiones acer­ca de su calidad y veracidad. Sin embargo, los directores del proyecto dicen que se pue­de observar cómo los artículos su­fren una especie de evolución: conforme pasa el tiempo, van creciendo y entre más personas los leen y corrigen, van con­vergiendo hacia un texto de ca­lidad. Este interesante proceso se puede ver en la sección de discusión de cualquier artículo.

En 2005, la revista Nature diseñó una prueba para com­pa­rar la calidad de los artículos sobre temas científicos que apa­recen en Wikipedia con los de la versión en línea de la Enciclopaedia Britannica. Para ello seleccionaron cuarenta y dos entradas de ambas enci­clopedias y se las dieron a expertos en el tema, sin especificar su ori­gen, para que las leyeran. El re­sultado, en opinión de Na­ture, es que la calidad de las dos es semejante. De inmediato Britannica publi­có una replica ­para demostrar lo contrario. Una de las cosas más interesantes de sus argumentos es que dejan ver sus criterios editoriales, además de quedar claro que no hay una única manera de seleccionar qué información incluir y cómo explicarla. Las ligas para ambos lados de esta discusión se encuentran en el artículo de Wikipedia sobre Wikipedia.

Más de cien años después del enfrentamiento entre Nature y Knowledge, somos testigos de otra batalla sobre la autoridad para hablar de cierto tema. A estas alturas, es di­fí­cil saber cuál será el resultado pe­ro, si todo el mundo —li­te­ral­mente— está leyendo Wikipedia, y si los científicos quieren que la sociedad conoz­ca lo que hacen, quizás debieran participar en este nuevo espacio.
Susana Biro
Dirección General de Divulgación de la Ciencia,
Universidad Nacional Autónoma de México.
Nota
 
Las referencias para el estudio de Nature y la respues­ta de la Enciclopaedia Britannica son: http://www.nature.com/news/2005/051212/full/438900a.html y http://corporate.britannica.com/britannica_nature_response.pdf
_______________________________________________________________

 

como citar este artículo

Biro, Susana. (2007). De todos y para todos. Ciencias 85, enero-marzo, 50-51. [En línea]
  ←Regresar al índiceartículo siguiente→

de venta en copy
Número 134
número más reciente
 
134I


   
eventos Feriamineriaweb
  Presentación del número
doble 131-132 en la FIL
Minería

 


novedades2 LogoPlazaPrometeo
Ya puedes comprar los 
ejemplares más
recientes con tarjeta
en la Tienda en línea.
   

  Protada Antologia3
 
Você está aqui: Inicio revistas revista ciencias 85 De todos y para todos